Iluminación LED para muebles de cocina

La iluminación es clave en cualquier espacio de una casa y la cocina no es una excepción a esta norma. De hecho, muchos expertos en decoración se aseguran de darle una importancia capitala la hora de tomar decisiones sobre este asunto. En esta estancia, además de pasar muchas horas, se debe buscar el equilibrio entre funcionalidad y diseño, una función que cumple con solvencia la iluminación LED para muebles de cocina. Proporcionan una estética atractiva y mayor confort para trabajar.

Antes de decidir qué luminarias LED se instalan en cada punto concreto, es necesario determinar un punto de luz central en el techo y tener en cuenta algunas consideraciones específicas para una cocina:

  • La colocación de los puntos de luz debería garantizar que no se generan sombras, sobre todo en las áreas de trabajo. Esto es precisamente lo que se pretende evitar cuando se colocan luces LED en la encimera o los muebles de la cocina.
  • La luz fríase adapta especialmente bien a esta estancia de la casa, sobre todo para iluminar zonas en las que se lleva a cabo la preparación y manipulación de los alimentos.
  • Los downlights, tubos, plafones son las principales opciones para iluminar desde el techo, mientras que las regletas y tiras LED se ocupan de generar segundas capas de luz.

¿Instalar luces LED bajo mueble cocina?

Situar luces bajo los módulos altos de un mueble (y siempre con una buena reproducción cromática) es una interesante decisión para conseguir iluminar las zonas concretas de trabajo, sobre todo en las cocinas donde hay ambientes diferenciados. Incluso puede ser una fuente de ahorro: cuando se cuentan con varias opciones, es posible que no sea necesario tener encendidas todas las bombillas. 

En esencia, contar con iluminación LED bajo un mueble de la cocina representa un acierto doble: proporciona confort visual (algo que agradece bastante el ojo humano) y además no se genera el calor de las bombillas incandescentes, lo que permite trabajar sin riesgos de quemaduras o temperaturas más altas de lo deseado.

Evidentemente, la encimera y los muebles son los puntos más susceptibles para colocar luz supletoria. A las ventajas ya mencionadas se debe añadir que ayudan a contrarrestar la ausencia de luz natural en determinados rincones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *