Niveles recomendados de iluminación por zonas en una vivienda

 

Antes de empezar con esta serie de niveles de iluminación recomendadas en distintas estancias según destino de la ocupación, debemos de dar unas nociones básicas de las unidades que vamos a tener que manejar y tener claras para la hora de analizar los niveles de iluminación en las zonas.



  1. El lux (símbolo lx) es la unidad que viene del sistema internacional de unidades para medir el nivel de iluminación. Equivale a un lúmen/m2. 1lx=1lm/m2.
  2. El lúmen (símbolo: lm) es la unidad que sirve para medir el flujo luminoso, es una medida de la potencia luminosa emitida por la fuente, en este caso el LED. 1lm=1lx*m2.

Una vez teniendo claro estos factores que vamos a tener que manejar como el ABC de todo proyecto de iluminación, pasamos a daros, los valores de iluminación recomendados según estancia y tipología de la vivienda en este caso o local o nave en próximos artículos. Partiendo de la premisa que,  un ambiente bien iluminado no es solamente aquel que tiene suficiente cantidad de luz, sino aquel que tiene la cantidad de luz adecuada a la actividad que allí se realiza.

 

LED EN VIVIENDAS. NIVELES RECOMENDADOS EN UNA VIVIENDA

 

Estancias:

  • Cocina:Iluminación general 300 lx (300lm/m2) y en la zona de cortar y de preparado 500-600 lx.
    • Baño: Iluminación general 200 lx, para maquillarse o afeitarse: 300-500.
    • Dormitorio: Iluminación general 100-200 lx y 500 si se lee.
    • Cuarto de los niños: Iluminación general 200-300 lx, 500-750 donde hagan trabajos manuales.
    • Sala de estar: Iluminación general 100 lx, para ver la tele 50-70 y para leer 500.
    • Escaleras: Iluminación general mínimo 100 lx.

Zonas comunes:
• Ascensores, interior: 300-500 lx
• Rellanos: 50-250 lx
 Escaleras: 100-300 lx

Como habréis podido observar en todo lo descrito anteriormente no hemos mencionado en ningún momento la unidad de medida vatio (W).

Hasta hace bien poco, a la hora de comprar una bombilla, nos guiábamos por los vatios. Dependiendo de la estancia a la que fuera destinada, elegíamos una de más o menos vatios, en función de si necesitamos más o menos luz. Identificábamos (y aún lo hacemos) vatios con luminosidad. Sin embargo los vatios sólo nos indican la energía que consume la bombilla. Es decir, la potencia. Lógicamente, la energía consumida siempre irá en relación a la luz desprendida (más energía, más luz), pero la cantidad de luz que emite una bombilla se mide en lúmenes. Es una cosa que tenéis que tener claro a la hora de elegir o adquirir un LED

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *