Ozono en ambientes cerrados

Hoy en día pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en ambientes cerrados y cuando en un ambiente cerrado convive o transita mucha gente es posible que cualquier virus o infección en el ambiente prolifere y acabe infectando cada vez a más personas. La falta de ventilación o la mala ventilación  hace que el aire cargado y viciado, fomente dichos contagios.

 

 

 

 

 

Por no mencionar los malos olores  con un nivel de contaminación biológica y química más elevado de lo recomendable.

Es por ello que es necesario emplear sustancias que logren limpiar el ambiente de verdad, eliminar los olores y no enmascararlos con ambientadores, asegurar un aire desinfectado y limpio.

Con los generadores de ozono, lo que se logra es un poderoso eliminador de olores y bactericida matando microorganismos como el moho, y otras sustancias biológicas que son el origen de los malos olores. Como resultado obtenemos un olor fresco y un ambiente más saludable.

Cuando el generador de ozono se pone en marcha, todo el espacio se llena de ozono. El O3 oxida los olores en las paredes, alfombras, muebles  y en cualquier otro lugar que pueda retener el foco de esos olores. Así, el ozono ataca la estructura celular y mata microorganismos como el moho y los hongos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *