Ozono en conductos de climatización.

Los conductos de Aire Acondicionado y Ventilación son un foco de contaminación ya que éste es un medio propicio para la reproducción mohos, virus, bacterias, microorganismos, por sus condiciones de oscuridad, temperatura y humedad.

Además los conductos distribuyen el aire por todas sus salidas (difusores, rejillas, toberas etc.) transportando y repartiendo de este modo cualquier tipo de contaminación microbiológica, así como microbios y enfermedades contagiosas.

 

Síndrome del Edificio Enfermo

La Organización Mundial de la Salud OMS lo ha definido como un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en espacios cerrados es un conjunto de molestias y enfermedades originadas en la mala ventilación, la descompensación de temperaturas las cargas iónicas y electromagnéticas, las partículas en suspensión, los gases y vapores de origen químico y los bioaerosoles, entre otros agentes causales identificados.

 

El tipo de molestias que producen y estimulan estas situaciones es variado: mareos, jaquecas, resfriados persistentes irritaciones en las vías respiratorias, piel y ojos, etc. Entre estos malestares las alergias ocupan un papel importante.

 

Los conductos se contaminan rápidamente, aun estando nuevos. Un equipo de Ozono, nos asegura una desinfección efectiva, segura y constante.

 

Con una inyección de Ozono en el conducto cuando la ventilación está parada, alcanzamos una concentración de Ozono suficiente para eliminar todos los microbios. Esta operación haciéndola todos los días durante 15 minutos, es suficiente para asegurarnos una desifección efectiva. Así, al mismo tiempo también conseguimos una desodorización de las estancias de la vivienda o local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *